La Comunidad A’i Cofán de Sinangoe lucha por el título de su territorio ancestral en la Amazonía ecuatoriana actualmente bloqueado por el sistema colonial de Parques nacionales ecuatorianos - Amazon Frontlines

por Amazon Frontlines /

octubre 2021 /

Derechos

Después de la histórica victoria de 2018 en un tribunal contra la minería de oro, la comunidad A’i Cofán de Sinangoe exige al gobierno ecuatoriano que otorgue el título de propiedad de tierras ancestrales

Quito, Ecuador, 19 de octubre de 2021. – Más de cien miembros de la comunidad A’i Cofán de Sinangoe viajaron hoy a la capital de Ecuador para mantener una reunión con el Ministro de Medio Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE) y entregar personalmente su solicitud de adjudicación de 63.775 hectáreas de su territorio ancestral, además de explicar su historia milenaria en el territorio en el que ha vivido sus antepasados.

Los A’i Cofán han vivido y protegido este territorio continuamente durante cientos de años, sin embargo, después de que el gobierno declarara unilateralmente el territorio ancestral de Sinangoe como parte del Parque Nacional Cayambe-Coca en 1970, la ley les prohibió poseer título de propiedad. Durante décadas, los A’i Cofán se han visto obligados a renovar acuerdos temporales de uso y manejo de la tierra de cinco a diez años a discreción del gobierno sobre una pequeña parte de su territorio ancestral. Las recientes reformas legales en Ecuador ahora permiten a los pueblos indígenas obtener títulos de propiedad dentro de los parques nacionales y áreas protegidas, pese a que la Constitución ya establecia este derecho desde hace años. Y a pesar de ello el Ministerio de Ambiente no ha cumplido sus obligaciones en este sentido.

Durante los últimos cuatro años, la comunidad A’i Cofán de Sinangoe ha llevado a cabo una extensa iniciativa de mapeo comunitario para plasmar en mapas la historia, la espiritualidad y los usos históricos y actuales de su territorio, demostrando su propiedad y facilitando la comprensión de la misma a las autoridades estatales, que deben entregar el título de propiedad, para garantizar, además de cumplir su obligación, la supervivencia física y cultural y la seguridad  jurídica a Sinangoe y proteger, igualmente. En esta labor la guardia indigena de Sinangoe, con el apoyo de las organizaciones Alianza Ceibo, Amazon Frontlines y Digital Democracy, recopiló más de 5,000 puntos GPS de importancia histórica, espiritual, ecológica o alimenticia. Esta evidencia se presentó al MAATE y está disponible en línea en la nueva plataforma digital de Sinangoe.

Los A’i Cofán argumentan que no solo es su derecho constitucional e internacional tener título formal sobre su territorio, sino que una y otra vez han demostrado ser los mejores defensores y cuidadores de su territorio. A pesar de la declaración del Parque Nacional Cayambe-Coca como área protegida, el gobierno ha mostrado poca capacidad o interés en protegerlo. Las imágenes satelitales muestran más de 1.800 hectáreas deforestadas dentro del Parque durante los últimos veinte años, mientras que el territorio de Sinangoe permanece libre de deforestación (imágenes disponibles a pedido). La ausencia histórica de asignación presupuestaria, efectividad de los guardaparques estatales o incluso una mínima coordinación con los A’i Cofán por parte del MAATE se exacerbó en 2018 cuando la Guardia Indigena de Sinangoe encontró maquinaria pesada para la extracción de oro a lo largo del río Aguarico, esencial para la vida de Sinangoe..

Después de descubrir que el gobierno había otorgado 20 concesiones mineras a lo largo del río sin su conocimiento ni consentimiento, y estaba a punto de otorgar otras 32 concesiones el mismo año, la comunidad A’i Cofán de Sinangoe demandó al Estado y obtuvo una histórica victoria legal anulando las concesiones. La Corte Constitucional de Ecuador seleccionó el caso para su revisión y ha indicado que en noviembre de 2021 celebrará la primera audiencia en territorio indígena en la historia de la Corte, siendo el objetivo de Sinangoe y los pueblos y nacionalidades que se desarrolle criterio constitucional sobre el derecho de los pueblos indígenas a la consulta y consentimiento libre, previo e informado. Con el presidente Guillermo Lasso prometiendo duplicar la producción de petróleo y expandir rápidamente la minería en la Amazonía, el caso Sinangoe brinda una oportunidad histórica para reconocer el derecho de los pueblos indígenas a tomar la decisión final sobre cualquier proyecto extractivo que afecte sus territorios y su forma de vida, respetando su autodeterminación.

Hoy Sinangoe ha exigido la garantía de su derecho a obtener un título de propiedad sobre sus tierras ancestrales, buscando también que este sea un paso importante para otras muchas comunidades amazónicas que se encuentran en su misma situación, atrapadas dentro de marcos legales coloniales y que actualmente impactan en al menos 1.5 millones de hectáreas de tierras indígenas dentro de áreas protegidas declaradas unilateralmente a nivel nacional. Esperamos que el MAATE cumpla su compromiso y cumpla de forma urgente sus obligaciones, y ello con la participación activa de la comunidad.

 

Declaraciones:

Viktor Quenama, Presidente de la comunidad A’i Cofán de Sinangoe:

“Nosotros somos los dueños de nuestro territorio ancestral y necesitamos que el gobierno ecuatoriano adjudique ya nuestro territorio. A pesar de que nuestro territorio está en un área protegida, el gobierno no nos está ayudando a proteger nuestro territorio. Nosotros cuidamos nuestro territorio desde hace miles de años. Hemos organizado nuestra guardia comunitaria y hacemos recorridos para defender nuestro territorio de invasores. Con un título de propiedad, vamos a poder proteger nuestro territorio más eficazmente. Cuidamos nuestros ríos, nuestros bosques primarios, los animales, y nuestra medicina natural. Es hora que el gobierno respeta a nuestros derechos sobre nuestro territorio, por que es de nosotros y de nuestras futuras generaciones.”

Jorge Acero, Abogado de Amazon Frontlines:

“Hoy la comunidad de A’i Cofán de Sinangoe está exigiendo que se respete su derecho a tener un título de propiedad sobre un territorio ancestral. Es significativo y aún más porque el territorio ancestral de Sinangoe se encuentra en un área protegida y hasta hoy no se ha titulado. En Ecuador, las áreas protegidas fueron inconsultamente impuestas dejando dentro de la extensión del área a muchos territorios ancestrales de comunidades indígenas. El Ministro del Ambiente no ha dado el título a ninguna comunidad indígena o pueblo sobre su territorio ancestral, lo cual significa que el MAATE está violando el derecho y además, estaría planteando a estas zonas biodiversas como propiedad del Estado, que son biodiversas precisamente porque hay comunidades indígenas quienes las han cuidado. Eso es una visión colonialista y centralista totalmente de parte del Estado. Los pueblos indígenas son los dueños ancestrales de sus territorios y tienen el derecho al título y tienen el derecho a que efectivamente el Estado respete la propiedad ancestral y sus prácticas propias de manejo del territorio.”

Tuntiak Khan, Vice Coordinador de COICA:

“El pueblo A’i Cofán, específicamente la comunidad Sinangoe, han vivido milenariamente en ese sector, donde han desarrollado su estilo de vida, espiritualidad, cultura y cosmovisión. Que el Estado entregue el reconocimiento legal y título que, de manera justa, el pueblo A’i Cofán de la Sinangoe está proponiendo, sería un hecho inédito y sin precedente a nivel nacional e internacional. Por el contrario, no entregar la propiedad territorial, sería atentar contra la pervivencia del pueblo A’i Cofán, ir en contra de sus derechos y sus demandas naturales basados en los tratados de Derecho nacional e internacional. Desde COICA, exhortamos que de manera inmediata y oportuna se entregue el derecho de propiedad territorial de manera colectiva, para el pueblo A’i Cofán de Sinangoe.”

 

Para más información, póngase en contacto con:
Nixon Andy – Comunidad Sinangoe – +593 98 152 4084
Luisana Aguilar – Amazon Frontlines – +593 99 9240 129
Sophie Pinchetti – Amazon Frontlines – +593 93 991 8899