por Amazon Frontlines

/ mayo 2022

Alex and Alexandra Goldman Prize Winners 2022

Alexandra Narváez y Alex Lucitante. Foto: Matt Goff


Lago Agrio, miércoles 25 de mayo de 2022.-
Alexandra Narváez y Alex Lucitante, dos jóvenes A’i Cofán de la Amazonía ecuatoriana, que han liderado junto a la comunidad de Sinangoe la poderosa lucha por la defensa de su territorio, su biodiversidad y sus formas de vida. Esta lucha robustece la defensa de los derechos de los pueblos indígenas y derechos de la Naturaleza en Ecuador y América Latina, y por la cual, Alex y Alexandra, serán galardonados con el Premio Goldman, el “Nobel ambiental”. A la par de este reconocimiento internacional, el gobierno ecuatoriano impulsa su intención de incrementar las actividades extractivas a través de la implementación de los Decretos Ejecutivos 95 y 151, que establecen los planes y políticas de gobierno para las actividades petroleras y mineras, amenazando a territorios indígenas, en particular, en la Amazonía. 

En 2018, la comunidad A’i Cofán de Sinangoe se enfrentó al Estado ecuatoriano ante la justicia, por la entrega inconsulta de 52 concesiones mineras para la extracción de oro en las riberas del Río Aguarico y sus afluentes, ríos esenciales para la supervivencia física y espiritual de Sinangoe. La batalla judicial que libró Sinangoe protegió 32 mil hectáreas de selva virgen, que serían deforestadas en un período de 25 años, y evitó la contaminación de tres ríos esenciales que afectarían gravemente la subsistencia de Sinangoe y miles de comunidades indígenas y campesinas asentadas en sus riberas.

El caso llegó hasta el más alto tribunal del país, la Corte Constitucional del Ecuador, que en su sentencia, además de confirmar la reversión de las concesiones mineras, generó jurisprudencia obligatoria según la cual todo proyecto extractivista que se pretenda desarrollar y pueda afectar a territorios o derechos de Pueblos Indígenas no sólo garantice  la debida consulta previa, libre e informada, sino que, además, como regla general, debe contar con el consentimiento de la comunidad o pueblos que podrían ser afectados. 

La victoria de Sinangoe, es un hito en la lucha de los Pueblos Indígenas por sus derechos, y se ha convertido en una herramienta para fortalecer estos procesos para otros pueblos y nacionalidades del Ecuador que han vivido, por años, el despojo y graves afectaciones a sus territorios, sus formas de vida y gobernanza, derivados, especialmente, de proyectos extractivos como el petróleo y la minería, impuestos de forma inconsulta y sin consentimiento. 

Ejemplo de este histórico actuar del Estado, es que en el transcurso del análisis del caso de Sinangoe por la Corte Constitucional en el año 2021, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso emitió de forma inconsulta el Decreto 95 y el Decreto 151, que establecen los planes y políticas públicas gubernamentales para el sector petrolero y minero, respectivamente, y en ambos casos, se promueve incrementar agresivamente la extracción de estos recursos, esencialmente de la Amazonía ecuatoriana. Normativa de la que el primer mandatario se jactó durante su discurso al cumplir un año de su mandato. 

El desarrollo de estos planes  incrementa gravemente las amenazas para los territorios y la supervivencia física y cultural de los pueblos indígenas en Ecuador, motivo por el que diferentes organizaciones interpusieron ante la Corte Constitucional, demandas de inconstitucionalidad que aún no han sido resueltas, continuando la aplicación de los planes estatales. Y la sentencia de Sinangoe y las obligaciones establecidas para el Estado, se convierten en una herramienta esencial para enfrentar el incremento del extractivismo despojador y depredador y defender la vida y los derechos de los Pueblos Indígenas.

El reconocimiento del premio Goldman a la inspiradora lucha de Sinangoe, en las figuras de Alexandra Narváez y Alex Lucitante, demuestra su importancia global e histórica. Sin embargo, reconocer la persistencia de la amenaza, es un llamado de atención a tomar acción y posición con los pueblos indígenas, por defender su territorio, su megabiodiversidad, en defensa de la selva amazónica, uno de los principales pulmones de un planeta al borde de la crisis climática. 

Sobre Alexandra y Alex:

Alexandra_Narvaez_Goldman_Prize

“Nosotros estamos dispuestos a defender y seguir luchando por nuestro territorio, no vamos a permitir que las industrias mineras vengan y dañen nuestro territorio, nuestra casa, el legado de nuestros hijos. Estamos cuidando el pulmón del mundo, porque todos, a través de nuestros territorios están respirando un aire puro, por eso pedimos a todos que nos unamos a esta lucha”.

Alexandra Narváez es una mujer Cofán de 32 años, la primera en formar parte de la guardia indígena de Sinangoe, que recorre y protege el territorio ancestral de personas externas y actividades como minería, caza y pesca. También es vocera de la campaña “Quienes Deben Decidir”, ha participado  en medios de comunicación y conferencias nacionales e internacionales, defendiendo la importancia y el derecho de que sean los pueblos indígenas quienes decidan sobre sus territorios para la sobrevivencia propia y en beneficio del planeta entero que vive una crisis climática. Alexandra también es presidenta de la Asociación de Mujeres Shamecc’o, que promueve proyectos de desarrollo comunitario liderados por mujeres de la comunidad, desarrollados por mujeres de la comunidad. Su liderazgo ha inspirado a otras mujeres a ser parte activa en la defensa del territorio, ya sea desde la guardia indígena, o desde el fortalecimiento de actividades productivas.

 

Alex_Lucitante_Goldman_Prize

“Hemos logrado proteger el territorio y evitar que se destruyan alrededor de 32 mil hectáreas de bosque originario y al Río Aguarico. Pero seguimos bajo amenaza, porque el gobierno sigue con las intenciones de duplicar las actividades extractivas, de minería y petróleo, pero ¿dónde va a explotar?¿en Quito, o debajo de su casa en Guayaquil? Ellos pretenden explotar la Amazonía, en nuestro hogar. Por eso debemos seguir firmes en esta lucha”.

Alex Lucitante, es un hombre Cofán de 29 años, nació y creció en una familia de conocedores de la medicina ancestral. Se vinculó a la lucha contra la minería de Sinangoe como integrante de la Alianza Ceibo, una organización formada por personas de cuatro nacionalidades indígenas de la Amazonía, dedicada a generar y apoyar procesos de fortalecimiento a las comunidades y defensa de los territorios. Alex impulsó y fue un fuerte vocero durante el proceso legal de Sinangoe. A la par de su formación espiritual para convertirse en sabio de su comunidad, también se está profesionalizando en derecho, con el propósito de continuar defendiendo a esta y otras comunidades indígenas en similar situación.

Llamado a la Acción

Las amenazas siguen vigentes: Mientras esperamos el análisis de la Corte Constitucional sobre los decretos 95 y 151, estos siguen en ejecución amenazando a los pueblos indígenas, principales defensores de la Amazonía y su biodiversidad. Antes conseguimos más de 360 mil firmas de respaldo mundial a esta lucha, te invitamos a seguir insistiendo a la Corte Constitucional y al gobierno de Guillermo Lasso para que frene la expansión de las actividades extractivas, y cumpla su obligación de garantizar los derechos humanos y colectivos de los pueblos indígenas, así como los derechos de la naturaleza. 

Toma acción y firma la carta: https://bit.ly/GoldmanES  

Contacto para acceder a imágenes y mayor información: 

Luisana Aguilar – luisana@amazonfrontlines.org – +593 99 924 0129

Ligia Cueva – ligia@icarecomunicacion.com – +593 99 593 7584 

Amazon Frontlines