Salvar al Yasuní, el Lugar más Biodiverso de la Tierra - Amazon Frontlines

por Amazon Frontlines /

agosto 2023 /

Crónicas /

¿Qué dirías si supieras que los ciudadanos tienen el poder, por primera vez en la historia, para expulsar a la industria petrolera fuera del lugar más biodiverso de la Tierra con su voto? Pues bien, eso es exactamente lo que está sucediendo en Ecuador.

Tras años de movilización, la sociedad civil ha logrado conseguir un referendo en el cual los ciudadanos y ciudadanas ecuatorianas tendrán la opción de decidir si la industria petrolera tendrá que clausurar sus operaciones en la selva del Yasuní -en lo profundo de la Amazonía-, o si por el contrario, podrán expandir la extracción de petróleo en esta área. 

Este 20 de agosto los ecuatorianos irán a las urnas para votar SÍ a proteger el Yasuní, o NO, lo que sería una luz verde para que la industria petrolera continúe con su negocio, como de costumbre. 

Este es un enorme e histórico momento, decisivo para el futuro de nuestro planeta. El referendo es la primera demostración de democracia climática de este tipo en el mundo, en el cual la gente, y no las grandes corporaciones, tiene el poder de decidir sobre la extracción de los recursos y sus límites. Dentro de pocos días, los votantes ecuatorianos podrán dar un golpe clave a la industria de los combustibles fósiles, obligándoles a dejar el petróleo bajo el suelo. 

Yasuní: El Lugar más Biodiverso de la Tierra 

Yasuní es considerado el lugar más biodiverso del planeta debido a la absoluta variedad de vida dentro de su territorio, la cual es sencillamente asombrosa: hay más especies de árboles en Yasuní que en los Estados Unidos y Canadá juntos.  

Ubicado en el punto de encuentro de la cadena montañosa de los Andes y la selva Amazónica, y atravesado por la línea ecuatorial, la geografía única del Yasuní alberga uno de los niveles más altos de diversidad de reptiles, anfibios, pájaros y plantas de las Américas. Yasuní es por sí solo el hogar de al menos 600 especies de hormigas, 100 especies de murciélagos, nueve especies de tucanes y más de 100.000 diferentes tipos de insectos. 

Vida silvestre en las selvas de Yasuní. Fotos Cortesía de Lucas Bustamante.  

Yasuní es el territorio ancestral del pueblo Waorani, y es el hogar de los Tagaeri y Taromenane, las últimas comunidades Indígenas del Ecuador que viven en aislamiento voluntario. 

Mas Yasuní se encuentra hoy bajo una amenaza enorme. Desde 1960 las grandes corporaciones han extraído petróleo a lo largo y ancho de la Amazonía ecuatoriana, dejando tras de sí un legado de destrucción y contaminación para las comunidades locales. En la última década, las firmas petroleras han empezado a extraer crudo en el mismo Yasuní; se han construido carreteras de acceso, permitiendo así la deforestación, la caza y la explotación forestal excesivas. Ahora quieren expandir su alcance, para perforar las últimas gotas de petróleo en Yasuní. 

Pero el referendo ofrece una oportunidad crucial para detener todo ello. 

Como dice la líder Waorani, Nemonte Nenquimo, “el pueblo Waroni y muchos otros han sufrido la violencia de las industrias petroleras, y no han tenido oportunidades como estas para desafiar a las industrias y limitar el poder que ellas tienen. Hace unos pocos años, alcanzamos una victoria en Pastaza frente a la industria del crudo, y logramos defender más de 200.000 hectáreas de territorio de la industria petrolera. Ahora queremos ganar otra victoria: la de proteger al Yasuní, el corazón de la Amazonía. Para proteger los derechos de los pueblos indígenas y al planeta que todos compartimos. Este referendo es un momento de tremenda importancia para los ecuatorianos y para el mundo entero, para hacer caer en cuenta de que el petróleo no es el futuro; el crudo no vale más que el territorio del que proviene, ni vale más que las culturas que destruye”.

Pekinanis Waorani (autoridades tradicionales) Ore y Memo Ahua con el líder A’i Cofan, Alex Lucitante, comparten risas y canciones en las selvas del Yasuní, en la Amazonía ecuatoriana.

Proteger al Yasuní es una prioridad si queremos salvaguardar nuestro clima, la biodiversidad de los bosques y las selvas, así como los derechos de los pueblos indígenas. “Queremos contarle al mundo que este territorio es sagrado”, agrega el líder A’i Cofán, Alex Lucitante, “este es el hogar de muchos seres vivientes, muchos animales y plantas. Sus ríos son indispensables. Este es el espacio para la vida de nuestros hermanos Waorani, para la naturaleza misma. Por esto es que necesitamos decir sí al Yasuní, no a las compañías petroleras”. 

¿Cómo votar en el referendo por el Yasuní? Sí a la Vida

El referendo, que se llevará a cabo el 20 de agosto, es un gran evento: por primera vez en la historia, cada ciudadano de un país productor de petróleo tendrá la oportunidad de votar ‘Sí’ o ‘No’ para expulsar a los grandes intereses petroleros fuera de un territorio. 

La opción es sencilla: un voto por el “Sí” terminará la exploración de petróleo en Yasuní y mandará a las compañías petroleras a empacar maletas. Un voto por el “No” le dará permiso a la industria petrolera de explotar cientos de millones de barriles de crudo, lo que liberaría millones de toneladas de carbono a la atmósfera, agravando la crisis climática y de biodiversidad. 

Más de 10 años de organización y lucha para para exigir un voto popular nos ha traído hasta este punto. Ahora tenemos una oportunidad imperdible para hacer de esta una victoria icónica para el poder del pueblo sobre la codicia empresarial, utilizando nuestras plataformas internacionales para fortalecer la voz de los ecuatorianos que votan sí para proteger al Yasuní. 

En Amazon Frontlines hemos hecho equipo con uno de nuestros grandes aliados, Alianza Ceibo, con la organización de la sociedad civil Yasunidos, y con las confederaciones indígenas CONAIE y CONFENIAE, para lanzar la campaña SÍ al Yasuní (Yes to Yasuni) para fortalecer un voto por el Sí en el próximo referendo, mediante la generación de conciencia a lo largo y ancho del mundo.   

Junto con nuestros aliados hemos sido testigos de primera mano del daño que ha ocasionado la industria petrolera a la Amazonía, y de su legado tóxico de contaminación y pobreza. Sabemos que los combustibles fósiles no traen riqueza ni desarrollo, sino que entregan enormes ganancias a las grandes corporaciones, y a las comunidades, en cambio, solo destrucción. El modelo capitalista del combustible fósil ha expirado, y el pueblo ecuatoriano tiene una oportunidad única de marcar otro rumbo y dar un paso enorme hacia adelante en la lucha para hacer frente al cambio climático. 

Esperamos que te lleves una idea de lo que está en juego y cómo, con tu ayuda, podemos hacer historia. Este acorralamiento destructivo y de despojo de los territorios indígenas tiene que parar: ya es hora de acabar de una vez por todas con la extracción de combustibles fósiles en la Amazonía. 

 

¡Comparte este video y emite tu voto por la selva!

CATEGORIES & TAGS